15ºC H 76
Miércoles 23.10.2019
13/09/2019

Tecno

LEGISLACIÓN

Nueva normativa para volar un drone en Argentina

La ANAC propone cambios a la regulación de drones en Argentina. El nuevo reglamento está en etapa de discusión. Se incorpora transporte de cargas y se relajan permisos.

Para operar un dron, incluso recreativo, hace falta el permiso de la ANAC, que presupone un certificado médico, el registro del vehículo aéreo no tripulado, y la idoneidad para pilotarlo. La normativa vigente hace 4 años no tuvo mucha adhesión: solo se pidieron unos 1.500 permisos de pilotos registrados ante la ANAC.

Por eso ahora quieren flexibilizar los requisitos en estas categorías de drones. Se publicó la resolución en el boletín oficial, una nueva normativa en etapa provisional, es decir, aún no está en vigencia porque está abierta a críticas, sugerencias y consultas (proceso de elaboración participativa de normas).

Estos son algunos de los cambios propuestos:

Clase A: hasta 500 gramos, sin licencia, no la requiere si es uso recreativo, de aprobarse la nueva normativa

Clase B: 500 gramos a 5kg

Clase C: 5kg a 150kg

Clase D: 150kg en adelante.

Los drones con fines recreativos solo podrán volar a una altura de hasta 43 metros, en horarios diurnos con visibilidad directa del equipo y dentro de los lugares permitidos (nunca en zonas pobladas ni aeródromos ni aeropuertos). Para las clases A y B no se requiere seguro pero se recomienda tenerlo. Además, la novedad es que el permiso podrá tramitarse vía Web.

En concreto, ahora hay dos categorías de drones que podrán comprender juguetes: hasta 500 gramos (clase A) y entre 501 gramos y cinco kilos (clase B). También se permite que los niños puedan pilotear estas dos clases de Vant con supervisión de un adulto. El operador no necesita tener un certificado de competencia como piloto y sólo requiere un registro digital en la clase B.

La restricción es que se debe estar al menos a 30 metros en horizontal y 10 metros en vertical de otras personas ajenas al dron. Tampoco pueden utilizarse en eventos masivos (recitales, estadios deportivos).

También solo se pueden volar de día y el piloto debe tener siempre visibilidad directa del dron, es decir, no puede controlarlo desde una cámara. La altura máxima posible son los 122 metros. También hay restricciones para volar cerca de aeródromos y de edificios públicos como complejos militares, hospitales y cárceles.

En tanto, para fines comerciales, por ejemplo carga, se deberá solicitar ante la autoridad competente la autorización como “miembro de la tripulación remota”, mediante la aprobación de una evaluación teórico-práctica.

El piloto deberá tener más de 18 años; o con 16 y 17 años se debe estar acompañado y supervisado por un adulto responsable al momento de la operación y contratar un seguro de responsabilidad por los posibles daños a terceros durante la operación, así como contar con un certificado de aptitud psicofisiológica.

Por otro lado, deberá contar con un manual de operaciones y un sistema de gestión de riesgos adecuado para operar (según art.14 Reglamento Provisional), difundió la web Derecho en Zapatillas.

Lee la normativa completa: Link

 


Recomienda esta nota: